23 septiembre 2009

El Hogar de Sol


Les cuento que el señor y la señora Sol son una linda pareja que hace pocos años se casaron, aún brilla en sus rostros la felicidad de tenerse el uno al otro. Nunca se les escucho discutir, ni estar de mal humor, al contrario siempre tienen una palabra de aliento para con los demás.

Tienen dos bellas hijas y con animo de tener muchos más.

El señor Sol viene de generaciones de joyeros, de artífices de joyas sin igual. Se lo considera un maestro creativo en cada una de las piezas que hace con sus propias manos.

Como el Dios Apolo, el señor Sol, tiene un porte majestuoso, se viste a la moda y esta siempre inmaculado y le encanta practicar deporte al aire libre.

La señora Sol siempre tan generosa y bondadosa. Su sonrisa junto a la de sus hijas iluminan donde quieran que estén.

Su jardín es el orgullo de la cuadra. Ella misma se encarga de acomodar en cada nueva temporada las flores y plantas que invitan al disfrute no solo visual sino que también nos envuelve de un sin fin de fragancias que nos hace recordar viejos tiempos.

La majestuosa casa de dos plantas es de ladrillo a la vista con tejas rojas.

Me invitan a pasar y que amplitud se nota al entrar!!

Se abre la puerta de entrada y para mi asombro no hay paredes todo se comunica. Se ve el living, mas allá se encuentra el comedor y atrás una gran cocina, al lado de esta un estar donde las niñas juegan.

Los colores son armoniosos y claros para dejar penetrar aún más los rayos del sol que entran por los grandes ventanales.

Los muebles son de algarrobo, los sillones tienen almohadones mullidos que invitan a sentarse, a relajarse.

Un gran televisor es la vedette del living y un equipo de música que se escucha en todas las habitaciones.

Maceteros con plantas verdes engalanan tanto la entrada como los demás sitios, allá se ve un ficus, mas atrás unas palmeras, colgando están los chachis con sus helechos.

La mesa del comedor es redonda para que fluya la comunicación entre los comensales. Un gran cuadro de girasoles colgado detrás en la pared hace ese rincón mucho más placentero y acogedor.

La gran mesa invita al disfrute de preparar ricas comidas, mezclar colores, aromas y texturas.

Todo fluye allí, esa paz que envuelve el agasajar a la familia día tras día y se mezcla con las carcajadas de las niñas que vienen de su rincón de juego.

Abren el gran ventanal de la cocina y hay un gran patio. A lo lejos se ve la pileta con su cascada de agua y mas atrás el quincho. Es una de las partes de la casa que más disfrutan. Ahí los hombres preparan ricos asados, mientras las mujeres se ponen al día preparando ensaladas.

Las chicas tienen su ludoteca y sus bolsas de dormir para invitar a sus amigas.

Volviendo a la casa, tiene un segundo piso; hay cuatro habitaciones y un ambiente abierto que en los días fríos o lluviosos la familia se reúne ahí para leer, para escuchar música, ver videos o simplemente para compartir lo vivido ese día.

Cuanta paz, cuanta armonía y cuanta alegría envuelve esta casa, te invita al disfrute, al descanso, a la diversión.

Al despedirme, habiendo disfrutado de la hospitalidad de la familia Sol, se acerco la niña mas pequeña con su carita sonriente y sus bucles dorados, extendió su manito y me entrego un pergamino exquisitamente decorado. Lo desenrollé y me encontré con un girasol hecho de papel de seda y en el centro semillas.

Qué ternura y amor me inspiro esa simple flor, la enmarqué para no olvidarme de la sencillez de las cosas.

Cada vez que lo admiro me brinda luz a cada paso y calor en mi corazón.



_________________________________________________________
La visión que tengo del sol, si bien es pomposa, suntuosa, lleno de oro y colores vibrantes… también lo veo aniñado, humilde, simple, quien nació en cuna de oro y no se le subió los humos a la cabeza. Alguien que comparte con los demás de manera sencilla, como el sol que lo hace saliendo cada día iluminando y calentando a todos por igual.


Kareli

4 comentarios:

Olin Yolitzi dijo...

Kareli,
me encanto tu forma de escribir, tan ligera para leer, y tan descriptiva, sencilla y natural, como el sol

Bendiciones,
Olin

Kareli dijo...

Gracias Olin por tus palabras.
Me inspira a seguir escribiendo.
Besitos
Kareli

Ivana dijo...

Hermosa casa Kareli!Debe ser un gusto esa familia!
Cariños!

Shonen dijo...

Estoy de acuerdo con tu comentario final sobre el arcano SOL.

Preciosa la descripción.

abrazos